¿Por qué me dan ganas de comer cuando estoy ansioso?

autor

Maite Iglesias

Periodista, licenciada en Comunicación Social, Universidad Diego Portales.

instagram

reciente

Nutrición consciente: las seis emociones básicas

En 1972, el psicólogo estadounidense, Paul Ekman, determinó seis emociones básicas y sus respectivas expresiones faciales. Además, según sus investigaciones, determinó que eran una experiencia universal en prácticamente todas las culturas. ¿Conoces cuáles son? Te las contamos y describimos aquí, en E-Care.

Nutrición consciente: las emociones y la comida

Las emociones juegan un papel fundamental al momento de comer, pero cuando la comida se convierte en la única herramienta de gestión emocional, lejos de ayudarnos a resolver el problema, nos genera otro adicional que podría derivar en desajustes alimentarios. Si eres de aquellos que buscan consuelo en un chocolate o que no pueden estar sin un buen banquete en alguna celebración, pues este artículo es para ti.

Nutrición consciente: desde lo que comemos, hasta lo que pensamos

La nutricionista Carolina Wittwer nos invita a cultivar el bienestar al estilo oriental: nutrirnos bien desde lo que comemos hasta lo que pensamos. Cuida tu salud, cuida tu energía.

Ayunos intermitentes: limpieza profunda de tu organismo

Las dietas depurativas y los ayunos han estado presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad, tanto en Oriente como en Occidente, por motivos religiosos y de salud. Pero ¿cuándo pueden poner en peligro tu organismo? Te lo contamos aquí.

Energy Care Alimentación Consciente

La nutricionista Carola Wittwer nos habla de la alimentación consciente para estas fiestas de fin de año

Celebraciones de fin de año: cómo vivirlas sin culpas

Las fiestas de fin de año son la excusa perfecta para compartir con nuestros seres queridos sin preocuparnos mucho de los excesos en el consumo de alcohol y comidas. Sin embargo, tantas celebraciones pueden generar desarreglos en la dieta habitual y, asimismo, algún que otro inconveniente en nuestro organismo. ¿Cómo pasar una Navidad y un Año Nuevo libres de culpas? Te lo contamos aquí.

categorías

La ansiedad por la comida suele tener un origen de carácter emocional, donde el miedo y la incertidumbre se toman nuestras vidas. Para acabar con ella, es necesario descubrir tu propia esencia y seguir estos consejos.    

 

La comida está llena de significados y simbolismos en nuestra sociedad. Es común que para celebrar, honrar o reunirnos, lo hagamos en torno a la comida, y es que el comer es mucho más que una necesidad fisiológica, también es un placer.

Cuando comemos algo que nos gusta, nuestro cerebro se llena de dopamina y serotonina, neurotransmisores que hacen que asociemos una buena comida con el placer y la felicidad, respectivamente. La recompensa emocional de la comida es poderosa y podemos identificarla como un anestésico, de manera que ante situaciones desagradables acabamos vaciando el refrigerador compulsivamente buscando la satisfacción inmediata.

Carolina Wittwer, nutricionista con más de 15 años de experiencia, relaciona la ansiedad como un estado emocional ligado al miedo y con vivir pendientes de un futuro incierto.  “Esto es lo que principalmente genera mayor ansiedad, y cuando sufres eso lo primero que haces es tratar de evitarlo, como si no existiera. ¿Entonces cómo puedo anestesiar la realidad? A través de las drogas. Y la comida, especialmente el azúcar, es una de las mayores drogas lícitas que existe”, agrega.

En estos casos, la persona no come porque tenga hambre o sienta una necesidad física, sino que lo hace para saciar las necesidades emocionales. “Comer es una conducta que libera numerosos neurotransmisores, como la serotonina, que nos hace sentir bien y nos baja inmediatamente los niveles de ansiedad. Por lo que, aunque después puedan aparecer sentimientos de culpabilidad, la recompensa y la sensación de bienestar inmediata anestesian la emoción de angustia que provoca la ansiedad”, explica la nutricionista.

 

4 tips para cuando estamos ansiosos:

  • Conéctate contigo: ¿Te has preguntado alguna vez cómo te sientes? ¿Cuánto tiempo te dedicas a ti y a lo que realmente te gusta? ¿Cómo te demuestras afecto? Estas preguntas son claves para comprender cómo es la relación con uno mismo y, sobre todo, nos ayudan a descifrar nuestras propias emociones. Carolina Wittwer al respecto nos aconseja que “es muy poco frecuente que nos conectemos con nuestros sentimientos y a eso, más encima, le sumamos que estamos viviendo en un estado catastrófico permanente: siempre pensando que ‘esto malo que me pasó se va a repetir’ o ‘esto va a ser grave’. Todas esas ideas son solo pensamientos que te conectan de nuevo con el miedo. Tenemos que aprender a abrazarnos, decir ‘ayer me comí el chocolate entero y eso no me abrazó. Me anestesió, me quitó el miedo por un momento, pero al otro día amanecí peor y con culpa más encima’”.

 

  • Aprende ejercicios de respiración: el aprender a respirar te ayudará a centrarte en el presente, recuerda que la ansiedad es vivir en un futuro incierto y eso solo nos provoca miedo e inseguridades. Date tiempo para respirar, haz paréntesis en tu día a día para vivir el aquí y el ahora.

 

  • Medita: la meditación tiene la capacidad de llevar nuestra mente a un estado en que no pensamos tanto, en dejar que los pensamientos pasen y no nos enfoquemos en ellos. Mejora nuestra calidad de vida y ayuda a autosanarnos de lo que nos atormenta. Aprende a saber lo que te pasa y a estar consciente de ello. “Así como el gimnasio o el deporte es necesario para el cuerpo porque genera endorfina y ayuda a la circulación y a la oxigenación entre otras cosas, también hay un gimnasio mental, y ese es el de la meditación”, agrega la nutricionista Carolina Wittwer.

 

  • Realiza ejercicio físico: hacer deportes y ejercicios nos relajan y bajan la tensión acumulada; por lo tanto, es un gran aliado para cuando estamos ansiosos. Además, el ejercicio físico mejora el funcionamiento de diferentes sistemas corporales: el sistema cardiovascular, locomotor, metabólico, endocrino y nervioso.

 

Recuerda que la única forma de prevenir la ansiedad es estar bien a nivel emocional y mental; cuanto más crezca tu confianza y tu esencia, más fluida será tu forma de ver y sentir la vida.

 

Energy is a Lifestyle

Artículos relacionados