El yoga ya no es una moda pasajera. Desde hace años, es considerada la práctica de procedencia india más extendida a lo largo del mundo. De esta manera, la ONU  designó el 21 de junio se fijo como el Día Internacional del Yoga, una fecha que se celebra en distintos países.

La palabra “yoga” (o “yugo” en idioma sánscrito) deriva de la raíz “yug”, que significa “unir” o “fusionar” y tiene sus orígenes en uno de los ocho sistemas filosóficos hindúes tradicionales.

Esta disciplina nació en la India hace aproximadamente 3.000 años, aunque algunas excavaciones arqueológicas realizadas entre el mar de Arabia y la cordillera del Himalaya, evidencian que podría ser superior a los 5.000 años.

El yoga está basado en la creencia de que el cuerpo está conectado con la mente, donde a través de la respiración y la meditación, se obtiene como resultado una perfecta armonía física, emocional y mental.

Sus beneficios son múltiples, ya que es un sistema holístico que trabaja en todos los planos, desde favorecer en la concentración, hasta ayudar en el funcionamiento del sistema endocrino, cardiovascular y digestivo. Pero además el yoga es mundialmente reconocido por disminuir el estrés, mejorar la flexibilidad y el equilibrio, tonificar músculos, bajar los niveles de colesterol, estabilizar la presión arterial y generar un estado de paz, tanto de mente como de cuerpo.

Hoy en día existe una gran cantidad de versiones y clases para distintos gustos y necesidades, los que pueden ser más beneficiosos dependiendo del resultado que estés buscando. A continuación te contamos sobre algunos de ellos:

 

Ashtanga Yoga:

¿sabías que la palabra “ashtanga” significa “ocho pasos” en sánscrito? Por esta razón es que el yoga desde una perspectiva clásica es siempre ashtanga porque todas sus prácticas forman parte de un amplio sistema. Se basa en posturas y movimientos fluidos, ligados, sobre todo, a la respiración.

 

Hatha Yoga:

este tipo de yoga está filosóficamente ligado al Tantra Yoga, siendo uno de los más populares en occidente. Utiliza el cuerpo como herramienta para llegar a la exploración de uno mismo, teniendo como objetivo purificar cuerpo y mente. Ideal para los que buscan un buen estado físico y de salud.

 

Iyengar Yoga:

el propósito principal de este estilo es aumentar la salud, basándose en la alineación y la postura correcta. Sosteniendo posturas extenuantes durante esta clase, te ayudará a aumentar la flexibilidad y la fuerza muscular.

 

Dynamic Yoga:

es un yoga más aeróbico que combina las posturas con series fluidas conectando una postura con otra y utilizando la respiración para trabajar la fuerza y la flexibilidad. Todo esto junto con la concentración e interiorización de la mente.

 

Vynyasa Yoga:

te proporcionará grandes beneficios desde el punto de vista holístico, tanto para el cuerpo como para la mente. Es terapéutico y se suele emplear para tratar una serie de enfermedades crónicas como las cardíacas, además de los dolores musculares e incluso para la pérdida de peso.

 

Yoga Wall:

clases con poses invertidas que se enfocan en la fuerza y el equilibrio, te ayudará a mejorar notoriamente tu postura y energía.

 

 

Los amantes de los ejercicios de meditación, equilibrio y fuerza tienen donde elegir, y es que ahora el yoga ya no es sólo liberar estrés, sino un estilo de vida.

Recuerda que puedes encontrar y celebrar el Día Internacional del Yoga en Gimnasios Energy. Busca tu sucursal más cercana y no dejes de conectarte con tu cuerpo y tu mente.

Si deseas más información, no dudes en revisar nuestra página de clases grupales.